© 2020 Anfitrionas & Eventos.  Lima, Perú. Todos los derechos reservados.

  • Blog A&E

Siempre a tiempo: la importancia de la puntualidad para las anfitrionas

Actualizado: 5 de nov de 2018


"Llego en 5 minutos" (cuando va a llegar en 25), "¡No sabes, estoy atrapada en un trafico que no te imaginas, no sé que pasó hoy!", "¡El taxi se fue por una ruta super larga!", "¡Te juro que no encontraba la dirección!" entre otras frases son excusas que los clientes que contratan anfitrionas odian escuchar. 


Como en todo trabajo, la puntualidad es esencial cuando hablamos de eventos. Recordemos que en la mayoría de los casos los eventos tienen un cronograma que cumplir, sobre todo cuando hablamos de eventos corporativos en los cuales los invitados o asistentes tienen una hora exacta de ingreso y es indispensable que las anfitrionas estén listas en sus puestos para darles la bienvenida. En las ferias o expos es parecido: el cliente ha contratado un horario y espera que este se cumpla.


Es por esto que la puntualidad debe ser siempre una prioridad para todo aquel que forma parte del personal de un evento. Felizmente hay muchas medidas que una anfitriona puede tomar para nunca tener este tipo de problemas y quedar siempre bien en su trabajo:


  1. Revisar previamente la dirección: siempre resulta útil revisar en Google Maps la ubicación exacta del lugar al que se tiene que ir, sobre todo si es que no lo conocemos. La aplicación inclusive nos permite ver fotos de la calle para ubicarnos mejor y no perdernos.

  2. Calcular el tiempo de viaje: Aplicaciones como Google Maps o Waze nos permiten calcular la hora a la que tenemos que salir para llegar a nuestro destino a determinada hora. Es importante recordar que temprano en la mañana y a partir de las 5pm son hora punta, así que es más que seguro que habrá tráfico pesado.

  3. Considerar el tiempo para alistarse: Si el horario de trabajo de una anfitriona comienza, por ejemplo, a las 4pm, esto significa que a esa hora debe estar ya lista, cambiada y maquillada en su puesto de trabajo. Supongamos que la anfitriona llega "puntual" a las 4pm en punto al evento pero se demora 20 minutos o más en el baño alistándose. Para el cliente esto ya es una tardanza.


Para todo cliente la puntualidad es una exigencia indispensable cuando contrata anfitrionas. Por lo mismo, nuestra agencia solo mantiene en su staff a chicas confiables, y que sabemos que llegarán siempre antes de la hora pactada. 


Una anfitriona que es constantemente impuntual solo conseguirá que ni los clientes ni su agencia quieran llamarla nunca más, por mas carismática que sea, perjudicándose solo ella misma.

12 vistas